Consejos de un guerrero japonés para crear personajes

Consejos de un guerrero japonés para crear personajes

Una de las cosas más difíciles para mí es la creación de personajes consistentes. Me cuesta darles fondo, así que este tipo de tips me ayudan a evitar personajes planos. Espero que te sirva, al menos para ejercitarte.

Preguntando a un guerrero japonés cómo crear personajes

Miyamoto Musashi, apodado «el samurai zurdo», fue un guerrero del Japón feudal que vivió entre 1584 y 1645. Tuvo varios nombres más, y, aunque puede que ninguno de todos ellos te suene, quizá te has encontrado ya con este señor (*).

Su libro más conocido, por decirlo así, es un tratado de artes marciales llamado «El libro de los cinco anillos».

Se dice que dos semanas antes de morir, escribió unas reglas para mejorar la vida de las personas. Nosotros les hemos dado una vuelta de tuerca literaria (en la medida de lo posible) y planteamos usarlas para liar a nuestros personajes. Dale a la neurona creativa y tómalos como ejercicios de escritura, a ver qué sale.

Y recuerda lo más importante: dar cera, pulir cera.

(*) Según Wikipedia, un personaje de Final Fantasy VII está basado en Mushashi. También aparece en otro videojuego, Legacy of the beast, basado en la discografía de Iron Maden. La banda le dedicó la canción Sun and Steel.

Puliendo personajes con un guerrero medieval japonés

1 Acepta todo tal y como es. Tu personaje puede rebelarse contra una situación, y, cuanto mayor sea su esfuerzo, más enredada se debe volver dicha situación.

2 No busques el placer por si mismo. Puedes crear un personaje hedonista o nihilista que sea salvado por otro de su autodestrucción, o ambos se destruyan juntos. Historia de amor «intensita».

3 No dependas de un sentimiento parcial. Las emociones son transitorias. ¿Y si tu personaje se apega a una que ya no existe?, ¿y si se ha quedado enganchado a algo del pasado que nunca volverá, como un amor o una patria?

4 Piensa ligeramente en ti mismo y profundamente en el mundo. Aquí podemos hacerlo evolucionar: un personaje obsesionado consigo mismo, con su atención puesta en sus miedos, inseguridades, etc. Un patito feo que acaba abriéndose al mundo y, de paso, descubre que lo suyo es normal. O no.

5 Despréndete del deseo durante toda la vida. El budismo dice que el deseo acaba en sufrimiento porque el deseo es señal de tu actual insatisfacción. Pon a prueba el deseo de tu personaje. ¿Qué hará para conseguir lo que tanto anhela? ¿Le habrá merecido la pena al final? ¿Cuál es la insatisfacción que lo motiva?

6 No te arrepientas de lo que has hecho. No se puede cambiar el pasado… supuestamente. ¿Qué pasaría si un personaje se propone cambiarlo en lugar de aprender de él?

7 Nunca estés celoso. Los celos, un clásico en la literatura.

8 No entristezcas por la separación. Otro momento clásico. No se me ocurre qué añadir a esto.

9 El resentimiento y la queja son inapropiados para ti y para los otros. Un personaje resentido y quejica es un personaje tóxico. ¿Y si, cuanto más tóxico es, más escala en la vida, mejor le van las cosas? Sería una buena ironía.

10 No te dejes guiar por la lujuria. Como en el punto 2, más o menos.

11 No tengas preferencias. Trata a todo el mundo por igual y agradece lo que tienes, viene a decir Musashi. ¿Un personaje literario que no tenga preferencia por nada ni nadie?

12 Sé indiferente a donde vives. Puede ser nómada, o cumplir una misión en el lugar en el que está y al acabarla tener que marcharse… a no ser que encuentre un motivo que le haga planteárselo.

13 No persigas el sabor de la buena comida. Una adicción que puede leerse como apego a las drogas, alcohol…

14 No te aferres a las posesiones que ya no necesitas. Más sobre el apego.

15 No actúes siguiendo las creencias habituales. Esta es muy interesante porque podría ayudar a crear un personaje diferente y atractivo, o bien porque tiene su propio conjunto de creencias y valores (y en los líos que se puede meter por mantenerlo), o bien porque se burla o no respeta de las de los demás.

16 No colecciones armas o practiques con ellas más de lo necesario. Esto está escrito hace casi quinientos años por un guerrero del Japón feudal… Siguiente punto.

17 No temas a la muerte. Puede complementar el punto 1. Tu personaje puede estar definido por la actitud que adopta al pensar en su propia muerte: ¿la acepta, se obsesiona, la teme, actúa como si no fuera con él…?

18 No busques solo poseer bienes para tu vejez. ¿Un síndrome de Diógenes de valiosos objetos materiales, de un único objeto concreto? ¿Quién ha dicho que tengan que ser necesariamente objetos materiales?

19 Respeta a Buda y los dioses sin contar con su ayuda. Tu personaje puede ser responsable de sus actos con sus consecuencias, o actuar pensando que Dios ya proveerá.

20 Debes conservar tu honor. Las acciones del personaje deben definirlo. Esas acciones serán su legado. ¿Cómo quiere ser recordado?, ¿o ni siquiera se lo plantea?

21 Nunca te desvíes del camino. Tu personaje hace lo correcto, con humildad, y aprende… o puede ser un veleta al que la vida lo lleva en volandas.

Si quieres saber más sobre este hombre, sus obras y su influencia en la literatura y el cine en la Wikipedia te cuentan todo esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable HIPÓLITO QUINTANA.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Interdominios.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.